Cuando hablamos de mecanizado CNC en Cantabria es importante diferenciar entre los distintos tipos de mecanizado que existen. El mecanizado es un proceso para fabricar piezas que se ejecuta mediante la eliminación del material sobrante.

Para esto, se utilizan productos como lingotes y otros que son semielaborados, es decir, que previamente fueron modelados por otros procesos. Además del mecanizado CNC en Cantabria, existen otros tipos de mecanizado encargados de la fabricación de diversos productos que debes conocer.

El mecanizado sin arranque de viruta es el que se efectúa al transformar piezas semielaboradas en un producto final, y para ello no es necesario desprender ninguna partícula del material.

Este proceso de manufactura se basa en la deformación, ya sea por medio de calor o por medio de presión, para lo cual pueden aplicarse golpes o pasarse por rodillos. También suelen someterse a cambios de temperatura en frío o en caliente.

El forjado, el laminado y la extrusión son tres procedimientos de este tipo de mecanizado, que produce como resultado una pieza de la forma y dimensión deseada, aunque tiene ciertas limitaciones. Es importante que sepas que todas las piezas metálicas terminadas pasan al menos una vez por este tipo de mecanizado, a excepción de las piezas que se consiguen por fundición.

Por su parte, el mecanizado con arranque de viruta es un procedimiento en el cual se elimina material sobrante hasta conseguir la forma necesaria. Para realizar esto, el material es cortado o arrancado directamente de la pieza, lo cual produce cierta cantidad de residuos.

En este tipo de procedimiento se encuentra englobado el mecanizado por fresado CNC. Este tipo de proceso se refiere a que un sistema computarizado automatiza esta fabricación, siendo la intervención humana mínima para lograr el resultado deseado.

Desde Talleres Luse somos expertos en la fabricación de piezas por mecanizado CNC y te podemos asesorar durante el proceso.